El cine como eterno retorno. Jean Renoir en tres obras

DEL 11 AL 25 DE SEPTIEMBRE

La entrada a todos los ciclos es libre y gratuita hasta completar la capacidad de la sala.

Durante septiembre, mes de su nacimiento, Espacio.Ciclos, celebra proyectando tres de sus obras más paradigmáticas para conocer brevemente su genio y reconocer, una vez más, su vital importancia como autor cinematográfico.

Hijo del célebre pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir, Jean Renoir se convirtió en uno de los referentes de la historia del cine. Actor, guionista, director, productor y escritor, sus obras se caracterizaron por ser parte de una transformación estética y técnica del cine. Fue catalogado como parte del realismo poético francés al indagar sobre las estructuras socio-políticas de Francia y el resto de Europa, principalmente en la entreguerra, poniendo en evidencia ciertos artilugios dramáticos y un trabajo muy particular con los diálogos, con personajes y ciudades malditas aunque siempre en un maravilloso equilibrio entre lo trágico y lo cómico. Se exilió a Estados Unidos en 1940 y filmó varias películas ahí, aunque no fueron un éxito de público, recibió un premio honorífico por su carrera a fines de los años ‘70.

Durante septiembre, mes de su nacimiento, Espacio.Ciclos, celebra proyectando tres de sus obras más paradigmáticas para conocer brevemente su genio y reconocer, una vez más, su vital importancia como autor cinematográfico.

PROGRAMA

Miércoles 11

La gran ilusión

La Grande Illusion

1937; 114’; Francia

+ INFO

Primera Guerra Mundial (1914-1918). Una obra sobre la camaradería y las relaciones humanas que retrata el día a día de unos prisioneros franceses en un campo de concentración alemán durante la Gran Guerra. Nada más llegar al campo, dos oficiales de la aviación francesa se enteran de que sus compañeros de barracón están excavando un túnel para escapar de allí.

Miércoles 18

La bestia humana

La bête humaine

1938; 99’; Francia

+ INFO

Inspirada en la novela homónima de E. Zola. El maquinista de tren Lantier (Jean Gabin) es un hombre solitario marcado por el estigma hereditario de la locura. No puede reprimir su misoginia y su trato con las mujeres es muy violento. Solo es feliz mientras conduce su locomotora que cubre el trayecto desde El Havre hasta París. Comete un gran error al enamorarse de Sévérine (Simone Simon), que lo que busca es inducirlo a matar a su marido.

Miércoles 25

La regla del juego

La règle du jeu

1939; 113’; Francia